Todos soñamos con trabajar en algo que trascienda, algo que vaya más allá del solo hecho de recibir una remuneración a cambio de nuestro trabajo. Para los miles de ecuatorianos que dedican su energía y su talento al proyecto de República del Cacao (desde pequeños agricultores o artesanos, hasta expertos chocolatiers o profesionales del marketing) este sueño es una realidad. Porque más que hacer chocolate, el proyecto de República del Cacao hace historia, una historia que se construye día a día, tratando de alcanzar objetivos grandes, capaces de cambiar la sociedad en que vivimos.

_MG_2120

Para entender la importancia de lo que significa República del Cacao, veamos un poco de historia. Entre 1880 y 1920, durante el boom cacaotero, el Ecuador llegó a producir entre el 50% y el 75% del total del mercado mundial del cacao. La producción de Cacao Fino de Aroma representaba aproximadamente el 75% de nuestras exportaciones, y nos permitió vivir una época de gran bonanza económica. Sin embargo, por factores agrícolas y de mercado, el cultivo de esta variedad de cacao decayó considerablemente hacia mediados del sigo XX.

456988956

El Cacao Fino de Aroma es una denominación de origen, es decir que sus características sensoriales lo distinguen de variedades producidas en otros lugares del mundo. Son estas excepcionales características de sabor y aroma las que lo convierten en el preferido por chocolatiers en todo el mundo para la elaboración de los más finos chocolates premium.

_MG_4742En los últimos años, con la mejora de los precios internacionales, el cultivo del cacao ha resurgido en el Ecuador, pero no precisamente el del Cacao Fino de Aroma. Muchos pequeños agricultores han ido abandonando el cultivo de esta variedad para reemplazarlo por variedades de menor calidad. Estas variedades se utilizan para elaborar chocolates de bajo valor pero que no sirven para la producción de chocolates finos (gourmet o premium), en los cuales las excepcionales cualidades sensoriales del Cacao Fino de Aroma son irremplazables.

_DSC5790Es aquí donde República del Cacao entra en la historia.

El reto de cambiar la historia

Desde su nacimiento, República del Cacao se propone como misión el rescate del cultivo del Cacao Fino de Aroma, un verdadero tesoro que se encontraba en peligro de extinción. Por eso destina el 10% de sus utilidades y gran parte de su tiempo al diseño e implementación de estrategias orientadas a conseguir su objetivo.

Empieza por el campo, donde mantiene programas de capacitación dirigidos a más de 2.000 pequeños productores de Cacao Fino de Aroma, para lograr que lo cultiven mejor, lo procesen mejor, lo vendan mejor y, finalmente, ellos y sus familias vivan mejor.

_MG_2093

Por otra parte, promueve el desarrollo de emprendedores que se dedican a elaborar productos a base de cacao. Aparte de darles un espacio en sus locales a través del Rincón del Emprendedor, les brinda asesoría comercial y de mercadeo para sus productos.

Su división Bussiness to Bussiness trabaja tanto a nivel nacional como internacional para promover el uso del Cacao Fino de Aroma en hoteles, restaurantes, o empresas productoras de chocolates premium en todo el mundo, creando más conciencia sobre sus especiales cualidades.

Y como sabe la importancia de seguir desarrollando el gusto por este tesoro de nuestra tierra, República del Cacao apoya el talento de jóvenes chefs para que nos sorprendan cada día con sus creaciones en chocolate.

_MG_2136

Una causa que crece

Para involucrar a cada vez más gente en esta gran misión, República del Cacao cuenta su historia en 21 locales en Ecuador, Perú y Colombia, y acaba de inaugurar su nueva chocolatería en Mall el Jardín en Quito. Además del delicioso chocolate de siempre y los productos del Rincón del Emprendedor, en él se ofrece una exquisita variedad de bombones y productos de repostería elaborados con el mejor cacao del mundo, el Cacao Fino de Aroma del Ecuador.

_MG_2151

 

Artículos Relacionados