Una casa de arte

Por: Belén Guerrero

El museo Está ubicado en uno de los barrios más destacados del Centro Histórico de Quito, San Marcos

El Museo y Fundación Casa de la Acuarela y Dibujo Muñoz Mariño está ubicado en uno de los barrios más destacados del Centro Histórico de Quito, San Marcos. Abrió sus puertas al público hace cinco años, el 25 de febrero del 2010, y sigue siendo, por su ubicación y por el trabajo que ha realizado, un atractivo que los turistas no deben dejar por fuera si visitan la capital.

El Museo ocupa una de las casas coloniales que todavía se conservan en el Centro Histórico. La casa está ubicada en la “cuadra de las pintoras” nombrada así en honor a Brígida y Gertrudis, hijas del conocido artista Antonio de Salas, y antiguas dueñas del lugar. Se cuenta que la casa pasó por muchas manos, pero hoy se mantiene como una casa de arte como en sus inicios.

_MG_4482

En 2010 el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito (DMQ), a través del ex Fondo de Salvamento (FONSAL), actual Instituto Metropolitano de Patrimonio (IMP), entregó la administración de esta propiedad al Arquitecto y artista Oswaldo Muñoz Mariño, quien asume el cargo de Presidente de la Fundación Muñoz Mariño, y convierte esta pintoresca vivienda colonial en un museo permanente.

Obra de acuerlas

La colección de acuarelas y dibujos del artista Muñoz Mariño se encuentran en permanente exhibición

_MG_4407Desde que abrió sus puertas al público el objetivo fue mostrar la obra de Muñoz Mariño. La colección de acuarelas y dibujos producidas por el artista en más de siete décadas de vida, sin duda es el valor más importante de esta casa de arte, ya que el artista se ha convertido en un cronista gráfico de nuestra ciudad.

Además, había la necesidad de que el Museo sea también un espacio dinámico que exponga obras de otros artistas contemporáneos, y que provea los servicios necesarios para incentivar el desarrollo de las habilidades en pintura de todas las personas interesadas. En este sentido, la misión, como la establece el Museo, es “propiciar el acercamiento a la acuarela y dibujo entre jóvenes, adultos y personas con discapacidad; y actuar como una herramienta educativa con una visión no formal con talleres en acuarela”.

De esta forma, la Casa de la Acuarela deja de ser solamente una casa colonial representativa del Centro Histórico, incluso deja de ser solamente un museo, y se convierte en un espacio creativo y dinámico que incentiva el desarrollo utilizando como herramienta de difusión al arte.

Cuenta con instalaciones e iluminación que destacan la obra

El Museo es un espacio acogedor, con instalaciones e iluminación técnicamente adaptadas para destacar la obra que presenta. En el piso inferior están las galerías de exhibición, mientras que en la planta alta se encuentra la administración y salas para exposiciones temporales. Dispone además de una cafetería y sala de uso múltiple, lugares perfectos para pasar la tarde en una de las casas coloniales del Centro Histórico.

_MG_4274

En los cinco años transcurridos desde su inauguración el Museo ha realizado 423 talleres de acuarela, involucrando a 8,505 participantes; una convocatoria de 204 participantes en 28 talleres para jóvenes con discapacidad; ha organizado nueve exposiciones a nivel nacional y una exposición en Japón que convocó a 15,000 visitantes. Aparte de esta importante gestión cultural, ha tenido alrededor de 25.960 visitantes sumando los que físicamente han recorrido sus instalaciones y los que lo han hecho de manera virtual.

Después de varios meses de permanecer cerrado al público, en agosto abre nuevamente sus puertas con el mismo entusiasmo de siempre de continuar con su misión. De forma permanente está expuesta la exposición de dibujos y acuarelas del Maestro Oswaldo Muñoz Mariño, trabajo a través del cual los visitantes descubrirán los más maravillosos rincones de Quito.

DATOS

  • Junín E2-27 y Almeida San Marcos, Quito
  • Entrada gratuita
  • Martes a Viernes 09h00 a 17h00
  • Sábados, Domingos y feriados
  • (593 2) 2957096

Artículos Relacionados