Mindo Garden es el lugar perfecto para apreciar de primera mano la riqueza natural que ofrece Mindo. Con 25 años de trayectoria, no hay mejor anfitrión que un hotel que se mimetiza con sus alrededores, haciendo que el visitante viva una experiencia de lujo dentro del bosque nublado.

Uno de los factores más importantes de este hotel es que su identidad se mezcla con la esencia del lugar, haciendo que se materialice la perfecta conexión entre el huésped y la naturaleza. Cuenta con recursos de agua natural, cinco vertientes de agua mineralizada que alcanzan una calidad inigualable. Su frente da hacía el Río Mindo, 4km de caudal que transitan junto a senderos y cabañas, armonizando la estadía en todo momento con el suave arrullo que deja al pasar.

DCIM103GOPRO

Es un lugar privilegiado con nueve habitaciones (entre dobles, triples y cuádruples), invitando a todo tipo de grupos, ya sea en pareja, con niños, con amigos o con todos al mismo tiempo. Se puede disfrutar de cinco hectáreas de jardines alrededor del complejo, y así, cada cabaña mantiene privacidad dentro de la naturaleza.

El hotel cuenta con su reserva ecológica propia. En un entorno con más de 150 hectáreas de bosque privado, explorar y descubrir las mejores especies de la zona es un must. Una de las actividades más destacadas es el avistamiento de aves, experiencia que nadie se debe perder. Mindo es conocido internacionalmente como destino ícono para los pajareros del mundo, y este hotel es el mejor lugar para disfrutar de esta pasión.

Interiores (8)

Los senderos que ofrece Mindo Gardens son una travesía de 5km hacia la selva, donde encuentras territorios habitados por monos, osos, ardillas, venados, guatusas, armadillos y más. En otro paseo por los senderos se llega a la cima del cerro más alto, a 1.400m sobre el nivel del mar. Cada cual va a su paso, pero todos sienten la misma recompensa al llegar a la cima: disfrutar una vista completa del valle de Mindo.

DSC_0010

Otro de los atractivos del hotel son las cuatro cascadas que están dentro del complejo, que se pueden conocer de la mano de guías especializados. No hace falta más que las simples ganas de querer adentrarse en la naturaleza y dejar todo de lado. Y para ello, el complemento ideal son las sesiones de yoga que ofrecen, donde se experimenta cómo el cuerpo se convierte en una especie de columna vertebral entre la tierra y el cielo. La energía primitiva del lugar hace que mente, cuerpo y alma estén en armonía.

Interiores (10)

Si su espíritu no es aventurero, o busca momentos de descanso, lo puede hacer en la sala de estar o en la sala de lectura. Mientras los niños se entretienen en los juegos infantiles, los adultos lo hacen con un buen juego de billar.

Exteriores 1 (66)

La gastronomía que ofrece Mindo Gardens solo suma a la experiencia. La comida es típica y es realizada con ingredientes propios de la zona. El chef se encarga de satisfacer la estadía con sus especialidades, poniendo a disposición dos restaurantes para hacer de cada comida un momento memorable. El comedor en el Río permite disfrutar de una deliciosa comida al aire libre a tan solo unos metros del Río Mindo. En caso de preferir comer puertas adentro, la alternativa es el restaurante, con opciones que expresan sabores únicos creados por el chef.

Exteriores 1 (20)

Mindo queda a una hora y media de Quito, y Mindo Gardens está en la vía a El Mariposario, a cuatro km del pueblo, que si bien puede ser apartado, es totalmente necesario para vivir la experiencia que el hotel ofrece. No es de sorprenderse que por sus servicios e instalaciones le haya sido otorgado el Certificado de Excelencia y el Sello de Calidad Turística.

Desde los más pequeños detalles hasta la atención del experimentado personal, reflejan aprecio y respeto por el medio ambiente que los rodea, algo que todo huésped se lleva consigo en su bagaje de recuerdos.

Screen Shot 2016-05-25 at 10.07.58 AM

Artículos Relacionados