www.medinadellago.net

San Pablo del Lago es, sin duda, uno de los lugares más visitados en el país. La cercanía a la capital y sus hermosos paisajes representativos de la sierra de Ecuador son dignos de admiración para propios y extraños. Los lagos, el mercado de artesanías de Otavalo, sus comunidades indígenas y el acervo cultural que a cada paso se encuentra, son algunos de los atractivos para explorar esta zona. La presencia de Medina del Lago es lo que hacía falta para que esta visita sea un inolvidable acontecimiento.

DSC03254

La más viva expresión de lujo y confort se vive en este ambiente donde se respira naturaleza y paz. El hotel es el lugar ideal para lograr ese merecido descanso que soñamos, relajarnos con uno de sus increíbles tratamientos corporales, o para aventurarnos a otro tipo de actividades o paseos turísticos.

Medina del Lago ofrece un cúmulo de incomparables experiencias. Es un exclusivo refugio de montaña cuya vista nos deja sin aliento. Sus 15 amplias habitaciones, el Restaurante El Mirador con capacidad para 40 personas, dos salones para reuniones de trabajo con capacidad de hasta 40 personas, o eventos especiales en un área campestre con capacidad de hasta 200 personas, son posibles en un maravilloso entorno de leyenda.

DSC03070

La atención personalizada engríe al huésped desde su llegada. Los más altos estándares de servicio se combinan con la mejor propuesta gastronómica de la zona en el Restaurante El Mirador. Este acogedor espacio seduce los sentidos desde varios ángulos, pues el escenario natural que lo rodea es indescriptible, sumado al aroma que emana cada plato y al encanto del buen vino, nos trasladan a una mística vivencia.

vista lateral 2

El amanecer desplegará ante sus ojos un paisaje tan majestuoso que la energía acaparará su cuerpo. Lo siguiente será un desayuno campestre, fresco y delicioso, servido en su habitación o en la cafetería. Las opciones para pasar el día varían entre una visita a la Feria Artesanal en Otavalo, reconocida como uno de los mercados indígenas más antiguos de Sudamérica; la Feria de Ganado, o aventurarse al Parque del Cóndor, organización sin fines de lucro dedicada a la protección, rescate, rehabilitación y reinserción de aves en su hábitat.

DSC03620

Para almuerzo y cena se presenta la difícil decisión de elegir entre las sugerencias del Chef: dos opciones de menú de tres cursos, elaborados con productos frescos de la zona, tan minuciosamente preparados que alcanzan los estándares internacionales más exigentes. Si prefiere la intimidad del servicio a la habitación, puede optar por alimentos más ligeros como ensaladas frescas, piqueos o sánduches campestres, acompañados de jugos especiales de la casa hechos con fruta fresca.

DSC03728

La tarde propone atractivas alternativas. Disfrutar de una variedad de tés naturales junto con una selección de galletería y pastelería artesanal es una de ellas. Si prefiere estar en contacto con la naturaleza, lo recomendado es un paseo a caballo alrededor de Medina del Lago; o visitar la Cascada de Peguche, espacio espiritual indígena que está muy cerca de Otavalo; o perderse en el campo en una agradable caminata. Si su interés es adentrarse en una experiencia multiétnica y pluricultural, la opción es visitar Cotacachi para encantarse con la extensa oferta de productos elaborados en cuero.

DSC03888

El Centro de Bienestar Thani Spa de Medina del Lago merece especial destaque. Con previa cita, terapistas certificadas pondrán a su alcance una agradable tentación: terapias de bienestar basadas en sesiones de masajes y purificación corporal que son la viva expresión del mimo personal. Además los huéspedes pueden hacer uso de la piscina y el sauna en horario diario de 10h00 a 18h30 sin costo adicional.

DSC03906

Una presuntuosa exhibición de magia natural se disfruta mientras el sol se esconde detrás del Lago San Pablo al caer la tarde. El paisaje cambia de color y textura, el olor a campo es indescriptible, y a ello se suma la posibilidad de disfrutar de catas privadas de vino con selección de quesos maduros, una agradable variedad de coctelería clásica, o la degustación de chocolates con sello de oro internacional.

vista posterior soledo

Después de la cena y para cerrar la jornada, lo que provoca es una caminata bajo el cielo estrellado por el bosque de Medina del Lago, complementada con fogata, chocolate caliente y marshmallow, o el descanso frente a la chimenea acompañado de vino espumante y fresas frescas.

Medina del Lago es un nuevo hotel, propone una nueva experiencia, un sueño por cumplir.
Screen Shot 2016-05-25 at 10.01.00 AM

Artículos Relacionados