Quito

Masaya Hostel Quito - Revista! CLAVE!

* Haz clic en el logo para visitar la web de Masaya

Encanto y cultura colonial

Masaya Hostel Quito es una propuesta completa, acogedora y sorprendente, pero sobre todo diferente. Es la opción que hacía falta en el Centro Histórico. Abrió sus puertas para romper esquemas proponiendo alternativas de hospedaje de lujo, donde el huésped decide si quiere alojarse en habitaciones privadas, o en habitaciones compartidas con amigos o viajeros del mundo.

Masaya Hostel Quito

En cuanto a ubicación, no se puede pedir más. Está en el corazón del Quito colonial, en las calles Rocafuerte y Venezuela, a poquísima distancia de la famosa calle La Ronda, de la Plaza Santo Domingo y de la Plaza Grande, tres íconos de nuestra historia que guardan indelebles tradiciones de la cultura ancestral.

La casa colonial de 2.000m2, rodeada de jardines cuidados con esmero, es un espacio lleno de encanto. El trabajo de restauración convirtió a esta joya en la anfitriona de huéspedes de distintas nacionalidades, que llegan ávidos por sumergirse en la experiencia cultural que Quito ofrece. La casa mantiene su fachada original, destacando la belleza histórica de su entorno, y en su diseño interior valoriza la arquitectura colonial. Completa el concepto con pinturas, luces y fotografías de varios rincones del país, combinadas acertadamente para plasmar un estilo étnico contemporáneo.

Masaya Hostel Quito

Las renovadas habitaciones rinden homenaje a los atributos costumbristas de los pueblos indígenas de Ecuador en su decoración. La habitación privada superior cuenta con amplios ventanales que atrapan la vista con una maravillosa mirada al Centro Histórico. Y, con igual decoración y parámetros de calidad están los dormitorios compartidos, la opción ideal para quienes buscan vivir la misma experiencia en una alternativa más económica.

Masaya Hostel Quito

En habitaciones compartidas hay alternativas de hospedaje para cuatro, seis y ocho personas. Están equipadas con cortinas “blackout” individuales, lencería, lámparas, lockers para cada cama, y cuentan con ducha y baño en la habitación. Son perfectas para grupos o familias, y para aventureros que disfrutan compartiendo, interactuando, y haciendo nuevos amigos.

Masaya Hostel Quito

Guardando los lineamientos diferenciadores que destacan en la línea de hostales, Masaya dispone de un espacio destinado a cocina compartida. Ahí hay todo lo necesario para quienes prefieren hacer sus compras y sus preparaciones culinarias; y para aquellos que no, el hostal provee atención para desayunos y restaurante. Además, servicio de lavandería, sala de cine y WIFI gratuito para que sus huéspedes planifiquen los lugares por conocer en el viaje y compartan sus experiencias.

Masaya Hostel Quito

Una de las áreas comunales que más llama la atención es el amplio jardín con su huerto orgánico, que ofrece una vista única hacia la Virgen del Panecillo. Dispone de una terraza cubierta con zona de juegos y espacio para relajamiento, e incentiva la experiencia cultural con actividades gratuitas durante la semana, a las que suma dos catas de chocolates orgánicos durante los fines de semana.

Masaya Hostel Quito

Sea huésped o no, la recomendación es comer en su restaurante. La propuesta gastronómica se basa en productos orgánicos y caseros. El original y divertido menú está pensado con nombres tan locales como sus sabores: entre ellos el lomito Buenazoff, Ñaño, y el sánduche Viveza Criolla, por mencionar algunos. La oferta en alimentos satisface todo tipo de preferencias, incluso con deliciosas alternativas de platos libres de gluten y opciones veganas.

Masaya Hostel Quito

El Bar Lounge atiende con una amplia variedad de bebidas, como cervezas artesanales, vinos, creativos bajativos y cocteles con nombres tan propios como Chulla Vida, Acolite Vecina, No Sea Malito y muchos más. Las bebidas calientes son la mejor opción para las noches frías de Quito, y para los pequeños hay opciones de bebidas no alcohólicas.

Masaya Hostel Quito

Masaya Hostel Quito es una experiencia recomendada para todo tipo de viajero. Es un claro ejemplo de lo que significa llevar la hostelería a otro nivel. Son los primeros en ofrecer este estilo de hospedaje dentro del Centro Histórico de Quito, y así rompen con la amplia brecha que hay entre los hoteles boutique de lujo y los hostales. Son una opción que, siendo bastante más económica, mantiene el estándar de confort y atención al cliente de otros hoteles de la zona.

Masaya Hostel es un “game changer”. Su nombre significa del más allá, y al verlo terminado efectivamente se confirma que hace honor a su nombre logrando lo que pretendía: ir más allá, revolucionando el concepto de hostelería mediante instalaciones de lujo donde se prioriza la comodidad de los huéspedes, en un entorno de diseño muy original, y a precios sumamente cómodos.

Masaya Hostel Quito - Revista! CLAVE!

Artículos Relacionados