Cuenca

Hotel Inca Real

* Haz clic en el logo para visitar la web de Hotel Inca Real

Historia y Tradición

Esta bella casa que hoy cobija al Hotel Inca Real fue construida en los primeros años del siglo XIX y restaurada en 1991. Es un edificio de estilo republicano que dispone de tres patios con 25 habitaciones ubicadas alrededor de ellos, un acogedor restaurante y un amplio salón. Originalmente era una casa unifamiliar en la que habitaron a lo largo de los años importantes personalidades de esta ciudad.

Hotel Inca Real

Desde 1974 pertenece a la familia Sarmiento, quienes vivieron ahí hasta que decidieron convertir su hogar en un hotel, siendo esta la primera casa de Cuenca en ser restaurada con este propósito. Ellos conforman una empresa dedicada al turismo que presenta innovación en servicios, confort, calidez y calidad, poniendo especial énfasis en mantener la tradición que los caracteriza.

Hotel Inca Real

Los huéspedes experimentarán, además de la belleza del entorno, una muy especial atención que demuestra el esfuerzo constante de sus dueños por alcanzar la excelencia. En su mente prima la idea de brindar esa mejor calidad de vida que los huéspedes anhelan en sus viajes, y a ello enfocan el compromiso de satisfacer sus deseos de una manera puramente emocional, a través de una experiencia inolvidable.

Hotel Inca Real

Hotel Inca Real fue el primero en recibir el premio José María Vargas, que es un reconocimiento anual que entrega el Municipio de Cuenca a la mejor renovación arquitectónica. Cuenca, ciudad Patrimonio de la Humanidad, está ubicada en la provincia del Azuay, en la parte sur de la Cordillera Andina Ecuatoriana. El acceso a Cuenca desde el norte se realiza a través de la Autopista Cuenca-Azogues, ruta que sirve además para llegar a la famosa ciudad Inca de Ingapirca, con su monumental castillo que data del siglo XV.

Hotel Inca Real

La ciudad goza de un clima privilegiado por ubicarse dentro de un extenso valle en medio de la columna andina, con una temperatura de entre 7 a 15 ºC en invierno y 12 a 25 ºC en verano. Es la ciudad de la eterna primavera, ideal para la siembra de flores y orquídeas que se exportan internacionalmente y cuyas plantaciones son un deleite para turistas del mundo entero.

Hotel Inca Real

Cuenca es la tercera ciudad de mayor importancia en Ecuador, y según muchos, la más bella del país. La historia que la precede es impactante, y entender su influencia es parte del encanto de visitarla. Fue la antigua segunda capital del Imperio Inca llamada Tumipamba, conquistada en 1533 por españoles, y fundada con el nombre de “Santa Ana de los Ríos de Cuenca” en honor a la ciudad española Cuenca (España), de su fundador el Virrey de Lima Andrés Hurtado de Mendoza, quien encargó la fundación a Don Gil Ramírez Dávalos, hecho que aconteció el 12 de abril de 1557.

Hotel Inca Real

En el centro de la ciudad, a pasos de distancia del hotel, se ubican importantes vestigios históricos. Regados a lo largo y ancho de sus calles adoquinadas y casas con fachadas de estilo republicano de fuerte influencia europea, se encuentra una importante variedad de museos e iglesias antiguas, como la Catedral de la Inmaculada Concepción que es una de la más grandes y hermosas de América, y otras más que datan de la época de los siglos XVI y XVII.

Hotel Inca Real

Los turistas se maravillan ante el majestuoso Río Tomebamba y lo pintoresco de los jardines que lo guían dividiendo a la ciudad en dos partes. Por el lado norte se demarca el impecable centro histórico con sus hermosas casas del barranco; y por otro, hacia el sur, se extiende la zona moderna con barrios residenciales, edificios, centros comerciales y amplias avenidas. Cabe resaltar que el Río Tomebamba se forma a partir de las lagunas de origen glaciar del Parque Nacional El Cajas, ubicado a 30 km. al oeste de la ciudad, conocido como un importante centro natural, arqueológico y de biodiversidad de Ecuador, que destaca por su belleza paisajística.

Hotel Inca Real

Para disfrutar de esta encantadora ciudad, desgranar sus virtudes y conocer a su gente, Hotel Inca Real es la opción adecuada. Sus propietarios lo recibirán al llegar, tal cual insuperables anfitriones que en su casa dan la bienvenida a visitantes que inmediatamente se convierten en amigos. Se siente el calor de hogar en sus acogedoras instalaciones.

Fotos cortesía Hotel Inca Real

Artículos Relacionados