* Visita la página web de Hotel Boutique Marquíz haciendo clic en el logo

Fotos cortesía Hotel Marquíz

Dentro de las zonas más visitadas, pintorescas y vivas de la ciudad de Quito, se encuentra Marquíz, un Hotel Boutique que ofrece una experiencia inolvidable a todos sus huéspedes.

Uno de los atributos principales es, sin lugar a duda, su ubicación. Se encuentra en el corazón de “La Mariscal”, un sector reconocido por ser un centro gastronómico de la ciudad, con gran movimiento cultural y de entretenimiento. Su dirección exacta es calle Wilson y Juan León Mera, muy cerca de varias líneas de transporte, y a su vez, una ubicación tranquila.

La casa que alberga a Marquíz es un inmueble patrimoniado convertido en hotel, en el que destacan el minimalismo y la elegancia. Está construido con materiales orgánicos como piedra, metal, madera y concreto. Sus paredes guardan la historia de quien fuera su dueño, Enrique Grosse-Luemern, fundador de “Librimundi”, una de las librerías más famosas y con más sucursales en el país. Incansable luchador, hombre de negocios con visión cultural que dedicó su vida a vender, desde esta casa, todos los libros del mundo.

El huésped puede elegir su hospedaje entre 10 habitaciones lujosas: matrimoniales y dobles twin, en las que todos los detalles han sido pensados para dotar de armonía, equilibrio y tranquilidad a cada experiencia. Están decoradas para provocar vivencias únicas; tienen suelo de bamboo, baño con ducha, suaves toallas y ropa de cama, caja fuerte, televisión, wifi y amenities gratuitos.

Las comodidades que diferencian al Hotel, entre las que destacan su diseño vanguardista y el servicio personalizado que ofrecen a cada huésped, invita a permanecer en sus instalaciones disfrutando del desayuno buffet o del jacuzzi. Sus instalaciones cuentan con las facilidades necesarias para discapacitados, servicio de lavandería, transporte desde y hacia el aeropuerto, y su personal es multilingüe para atender las necesidades de huéspedes del mundo entero.

En Marquíz le facilitarán toda la información necesaria para que durante su estadía aproveche el tiempo al máximo, descubriendo las maravillas de la ciudad y sus alrededores. Es la elección ideal para hospedarse por su cercanía a sitios de interés. La magia del Centro Histórico de Quito está a 10 minutos del hotel; la Mitad del Mundo a 40 minutos; las Termas de Papallacta a una hora; el paseo a Mindo a dos horas y media; y el imperdible Mercado de Otavalo a dos horas de distancia.

La filosofía de Marquíz Hotel Boutique es ofrecer una experiencia única a su distinguida clientela. Todos los detalles tangibilizan el compromiso y devoción de un equipo profesional que respalda la misión de ofrecer un espacio donde cada recuerdo se convierte en una noble vivencia, donde la amabilidad y la calidez lo harán sentir como en casa.

Artículos Relacionados