Por: María Gracia Banderas

El primer paso para conquistar una cumbre es retar a nuestro propio ser. Gonzalo Calisto, con su ejemplo de entrega y perseverancia, nos invita a conquistar los parajes más altos y maravillosos del Ecuador. Si hubiera de elegir solamente una cumbre, no lo piensa dos veces y recomienda al Cotopaxi como visita obligatoria: “a nivel paisaje es un destino muy interesante”.

Gonzalo Calisto es atleta de ultra resistencia, se especializa en realizar carreras de aventura con modalidad de expedición, y carreras de ultra maratón. A sus 34 años ha conquistado varias cumbres en Ecuador. “Soy un atleta de larga distancia, he realizado poco montañismo en relación a la cantidad de carreras de aventura y de ultra maratón que he acumulado”. Es un deportista de retos, un hombre que busca constantemente superarse a sí mismo, lo que le llevó a realizar el Desafío 10 Cumbres, una travesía a pie en modalidad non stop, de una cumbre a otra. El recorrido fue de 340km y con 30.000m de desnivel positivo.

“Durante ese desafío, el Cotopaxi fue la montaña en la que más aprendizaje tuve; fue la número cinco del proyecto, me arrebató toda mi fuerza física. Ya estaba extenuado, pero el ascenso me permitió comprender que la capacidad de cumplir una meta está más allá de la destreza física, que la mente y la voluntad siempre están presentes.

p1030776

Foto: Nicolás Landes

 

El Cotopaxi es un escenario espléndido, su glaciar es grande, con múltiples formas y colores.

 

Gonzalo Calisto

Gonzalo Calisto

Gonzalo sostiene que es necesario contar con cierta preparación física para sumergirse en la gran aventura de una cumbre. También recalca lo indispensable de seguir un proceso de aclimatación para enfrentar la altura y situaciones de hipoxia que pueden presentarse en el cerebro. Hay empresas que son especialistas en ascensión y realizan programas de aclimatación para que la experiencia sea óptima, quienes trabajan con turistas internacionales y con guías especializados. “Tienen muy bien estructurado el proceso de aclimatación; este proceso es necesario cuando se pretende llegar a la cumbre”.

Para ir al Cotopaxi se requiere equipamiento de alta montaña: botas, crampones, ropa térmica e impermeable, arnés, casco, linterna, un par de mosquetones y un guía de montaña que estará en capacidad de interpretar el terreno. “La montaña es muy cambiante, se borran los senderos, se pueden abrir nuevas grietas… el guía podrá interpretar esas condiciones y así disminuir los factores de riesgo”.

El Cotopaxi es un escenario espléndido, su glaciar es grande, con múltiples formas y colores; “si recibes el amanecer ahí arriba y tienes la suerte de que esté despejado, tendrás una vista panorámica en 360 grados a la que pocas veces en la vida se puede acceder. Es irreal. Tiene todo para ser un punto en la Tierra al que todo el mundo quisiera llegar. El contraste entre la nieve y el glaciar, la majestuosidad del entorno, el cráter… ”

ok-p1030751

Foto: Nicolás Landes

La dieta es determinante “lo que comes es lo que eres”. Antes de ir a una montaña es importante comer normalmente, sin excesos. “No sabes cómo va a reaccionar el cuerpo y la digestión en la altura, por ello debes consumir alimentos a los que tu cuerpo está acostumbrado”. Durante la travesía Gonzalo recomienda ingerir alimentos con alto índice glucémico y que aporten energía. “La sensación de altura te hace sentir sin fuerza. Los carbohidratos líquidos son una gran opción para inyectar energía al cuerpo, también es muy importante la hidratación antes, durante y después de estar en la montaña porque son ambientes donde pierdes mucho fluido”. El consumo de alimentos energéticos en intervalos de máximo media hora es necesario; también deben beberse pequeños bocados de agua constantemente.

Con un corazón generoso, revela que este 2015 realizará un nuevo reto parecido al emprendido anteriormente (Desafío 10 Cumbres), que incluirá nuevas montañas. El objetivo va más allá de su superación personal, pues pretende recaudar fondos para los niños que padecen de cáncer.

El destacado deportista señala que va frecuentemente a las montañas en compañía de sus hijos, les enseña a poner un alto a la cotidianidad y a disfrutar de la naturaleza. Para Gonzalo, ir a la montaña significa encontrarse consigo mismo.

Turismo

“El Ecuador es un destino que ofrece gran diversidad en todo lo referente al turismo de aventura  y al montañismo”.

Cotopaxi Volcan

Foto: Francisco Caizapanta

Artículos Relacionados