Una nueva forma de turismo

Por: Andrea Pinto

Definir la locación para filmar una película es una de las decisiones más importantes que se debe tomar. Acertar, considerando que el lugar en sí debe aportar en el desarrollo de la trama, es un arte. La locación se convierte en un “personaje” de la película, y tiene el poder de convertir la simple narrativa en una obra maestra cinematográfica.

Gracias a la nueva infraestructura que existe y a la belleza natural que el país ofrece, Ecuador está rápidamente convirtiéndose en una de las más atractivas locaciones en América del Sur.

Estamos ante una gran oportunidad. El crecimiento de la industria del cine no tiene precedentes. Se espera que más de doce películas salgan al mercado este año, y dos de ellas están seleccionadas para exponerse en festivales internacionales. Ante esta positiva situación, la intención es invitar a productoras internacionales a filmar en el país, un esfuerzo que sin duda dinamizará la economía local y potenciará la industria cinematográfica nacional.

Abundan las razones para exponer Ecuador como una locación deseable, tanto para productores locales como extranjeros.

IMG_6468

Andrea Pinto

Sólida industria del cine

El 3 de febrero de 2006 se creó el Consejo Nacional para Cinematografía (CNCine), entidad que administra el Fondo de Fomento Cinematográfico (FFC) y se enfoca en apoyar la industria del cine ecuatoriano. Proporciona financiamiento para pre producción, producción, post producción y distribución de películas que se filmen en Ecuador, o que se relacionen con el país.

CNCine y el FFC nacen como consecuencia de los logros obtenidos por productores de cine, quienes a través de organizados esfuerzos alcanzaron éxitos con sus trabajos, a pesar de haberlos realizado sin apoyo de incentivos económicos gubernamentales. Tal es el caso de Ratas, Ratones y Rateros, del Director Sebastián Cordero.

Hace una década se lograba producir una o dos películas en el país. En 2015, el FCC desembolsó $1.646.338 entre los 67 proyectos definidos tras dos rondas de selección, y por primera vez los productores lograron despegar sus proyectos. Con ello emergió un grupo de profesionales en el campo de la actividad audiovisual en el país.

Otros eventos paralelos han redibujado el perfil de la industria. Encuentros del Otro Cine (EDOC), es un festival que se organiza desde hace 15 años y actúa como plataforma para fomentar la educación y el intercambio de ideas, además de promover la socialización entre profesionales del medio, y apoyar el crecimiento de la industria del cine local.

oriente

Dado el creciente éxito que películas ecuatorianas obtuvieron el año pasado, CNCine lanzó el Festival de Cine Ecuatoriano en Nueva York (EFFNY), que se realizó en los teatros de Tribeca. Este evento permitió que esas películas, que no gozan de facilidades para tener una distribución internacional de impacto, sean vistas por audiencias que viven fuera del país, como es mi caso.

Festivales de cine internacionales abren sus puertas a películas ecuatorianas

En 2014, “Feriado”, película de Diego Araujo, fue seleccionada para participar en Berlinale. Este es un evento histórico para el cine ecuatoriano que incluso provocó que el Presidente Rafael Correa públicamente felicitara al equipo involucrado y resaltara la importancia de invertir en apoyos para la industria del cine en el país.

La película “Alba”, dirigida por Ana Cristina Barragán, se exhibió en el International Film Festival de Rotterdam (IFFR), y ganó el Lions Film Award. La película “UIO”, de Micaela Rueda Araujo se exhibió en SXSW en marzo. Estos logros sin precedentes, paso a paso abren el camino para nuevas oportunidades, especialmente en el sector de distribución.

Películas como estas han creado oportunidades de coproducción entre varios países, pues a partir de que hay acceso a apoyo económico, Ecuador se convierte en un socio interesante. Además, múltiples países trabajando juntos garantiza una mayor exposición también a múltiples mercados, lo que se traduce en mayores audiencias.

Incomparable belleza + beneficios logísticos

La extraordinaria belleza que Ecuador ofrece es innegable. En cortas distancias los turistas pueden viajar de las montañas de Los Andes al bosque húmedo, visitar las increíbles playas en la costa del Océano Pacífico o dirigirse a la selva amazónica.

Las Islas Galápagos son un tesoro per se. La diversidad de especies que presenta tanto debajo del agua como sobre ella son incomparables. Varias productoras internacionales de la categoría de la BBC y NAT GEO han llegado a estas islas para captar imágenes increíbles de la vida marina que tienen como protagonistas a tiburones, escuelas de peces, manta rayas gigantes, corales y más.

_MG_6654

Más allá de esto, la ciudad de Quito, fundada en el siglo XVI, fue nombrada como Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco, y tiene el Centro Histórico mejor preservado de Latinoamérica. En una sola calle se concentran siete icónicas iglesias, monasterios y conventos, permitiendo simultáneamente revisar el pasado y mirar el presente. Ciudades como Cuenca y Guayaquil tienen maravillosos escenarios, tanto históricos como modernos, para atender cualquier necesidad para producción.

La campaña turística All You Need Is Ecuador ha colocado la belleza de Ecuador en el radar internacional, y con ello, el crecimiento del turismo también ha modificado favorablemente el panorama.

Pequeñas ciudades cuentan con opciones de hospedaje y alimentación con altos estándares de calidad, seguridad y otras conveniencias para el turista. Las nuevas carreteras a lo largo y ancho del país facilitan los traslados, por lo cual es muy fácil organizar la logística cuando involucra distintas locaciones. Otro factor a resaltar es la tradicional cocina ecuatoriana que se basa en el uso de ingredientes naturales y ofrece diversas fuentes de proteína, y las sorprendentes alternativas gastronómicas que ofrecen las ciudades más grandes.

oriente

En el tintero

Con nuevos programas educativos, apoyo económico y acceso a tecnología, evidentemente estamos en una época distinta a la de 1999, cuando Hollywood aterrizó por primera vez en Ecuador para producir el film “Proof of Life”, con Meg Ryan y Russel Crowe. Es la inversión más grande que una productora internacional ha hecho en Ecuador hasta la fecha. De hecho, los fondos recaudados permitieron que productores nacionales se asocien para crear el Ocho y Medio, una casa de cine que ha logrado milagros en cuanto a actividades culturales.

CNCine confirmó que está creando el Directorio de Servicios Audiovisuales y de Cinematografía que concentrará la información de contacto de directores, productores, especialistas en tecnología, actores, y empresas de servicios relevantes para la industria. Además, continúan con el desarrollo de un extenso Catálogo de Locaciones.

Estas son herramientas esenciales para incrementar la inversión en el país. Actualmente, CNCine ofrece asesoría en lo relacionado con políticas de producción, apoyo en la obtención de permisos, aplicación para obtener financiamiento, y seguridad. Se espera este año dos grandes producciones extranjeras, de Brasil y Europa, que se filmarán en Ecuador.

_MG_2024

Ecuador es parte del Latin American Network of Film Commissions, que trabaja como sistema de apoyo para promocionar el destino Latinoamérica para filmación, y trabaja en la elaboración de políticas relacionadas con el tema. El siguiente paso lógico para CNCine es desarrollar un ente cinematográfico que determine posibles incentivos financieros (subsidios públicos y ventajas tributarias), para atraer a productores internacionales al país. Estas son prácticas estándar en otros países, como Colombia y Chile por ejemplo, cuya industria cinematográfica ha crecido notablemente gracias a estas ventajas.

Aún es incierto si estos incentivos económicos estarán disponibles este año. La situación actual presenta un reto a la naciente industria cinematográfica debido a los cortes presupuestarios que se han realizado. Si bien los fondos disponibles para CNCine se han reducido, al momento se discute el proyecto de Ley de Cultura en la Asamblea Nacional que, de ser aprobado, cambiará el panorama de esta industria en el país.

Indiscutiblemente se ha logrado establecer una fuerte plataforma para audiovisuales, la misma que conjuntamente con todo lo mencionado, convierte a Ecuador en uno de los más atractivos destinos para filmar.

Es importante apoyar los eventos culturales locales y abrir puertas a producciones extranjeras. Es muy fácil, lo podemos hacer todos. Basta con asistir a las salas de cine cuando se trata de películas nacionales, ser amables con los visitantes, y brindar seguridad a los turistas.

Artículos Relacionados