Por: Irene Ycaza Arteta

Hay un dicho entre los entendidos que dice que para conocer bien una ciudad, hay que conocerla con un local, con mayor razón si lo que nos trae hoy a Cuenca es aventurarnos en opciones de entretenimiento nocturno. Con esa idea en mente, partimos de la mano de Andrés Talbot, cuencano, más cuencano que el mote pillo, las cascaritas, la filigrana y los sánduches de pernil de Doña Piedad (tan imperdibles como la noche de fiesta azuaya), para disfrutar un fin de semana de plan nocturno.

Los cuencanos son simpáticos y fiesteros, muy hospitalarios, disfrutan de la buena vida a ritmo pausado, y gozan de una maravillosa gastronomía en prolongados almuerzos que acompañan con la bebida adecuada. De hecho, una de las bebidas espirituosas características de los ecuatorianos es orgullosamente cuencana, por eso, cuando visites Cuenca, no debes pedir una copa, pide un draquesito.

Además de un sinnúmero de encantos, Cuenca invita a la fiesta. Hay tres bares-discotecas imperdibles en la ciudad: Rolings, Laos y Pa’Cortarse las Venas, cada uno con su fortaleza y entretenimiento específico. Con Andrés, experto en materia de diversión, salimos a sacarle el jugo a la noche morlaca.

LAOS

dsc_7214
Laos es la casa del tropipop y la música bailable en Cuenca. El lugar perfecto si buscas buena fiesta y un ambiente insuperable. La mayoría de asistentes están entre 18 a 30 años, con las siempre honrosas excepciones de los rebeldes sin causa que, a pesar de empezar pintar canas, continúan disfrutando igual que sus amigos de 20.

“Una discoteca con decoración oriental que destaca por su ambiente elegante y muy buen sonido”, asegura Andrés. Los detalles aportan al ambiente casi tanto como el ánimo de los cuencanos que animan la fiesta. Hay soldados de terracota y flores metálicas en sus paredes, como en las discotecas más cosmopolitas del mundo, y cuenta con espacios exclusivos para fumadores.

El plan perfecto empezaría con la “preli”, calentando motores en Rolings, para cerrar con broche de oro en Laos al ritmo de merengue, salsa y reggaetón.

DATOS

Av. 12 de Abril 11-05 y Florencia Astudillo

Abierto de jueves a sábado
22h00 – 02h00

Jueves y sábado: Mujeres Gratis
hasta las 00h00 y hombres $5
Viernes: $10 hombres y mujeres

(593) 7 410 3030

 

ROLLINGS

dsc_7246Si eres amante del rock, este es el lugar perfecto para ir. Rolings es un sport rock bar and beer, con música en vivo de jueves a sábado, donde la gente puede disfrutar de comida, buena música y presentaciones en vivo. Entre las especialidades de la casa están las hamburguesas, alitas Jack Daniels, nachos y una variedad de cervezas y cocteles. “Los jueves es open mic-night, es decir, micrófono abierto para nuevas bandas musicales que quieren aprovechar el escenario y audicionar frente al público. Viernes y sábado se presentan bandas conocidas con excelentes repertorios que hacen tributos a otros grupos”, explica Andrés.

Decoración ad-hoc y gran ambiente. Se empieza la noche comiendo y se termina bailando sin parar, todo en el mismo lugar. Los asistentes son personas de 25 años en adelante, sin límite de edad, siempre y cuando traigan su espíritu fiestero como carta de presentación.

dsc_7254

DATOS

Av. 12 de Abril 11-05 y Florencia Astudillo

Abierto de jueves a sábado
19h30 – 02h00

Jueves: $5 consumibles
Viernes y sábados: $10, $5 son consumibles

(593) 7 410 3030
Entrada con reservación

PA CORTARSE LAS VENAS

socios-revista

Andrés Talbot, Diego Argudo, Jean Piedra, Juan Adnrés Piedra, Mario Aguirre y Andrés Gómez.

El explorador y naturalista alemán, Alexander Von Humboldt, dijo que “los ecuatorianos son seres raros y únicos: duermen tranquilos en medio de crujientes volcanes, viven pobres en medio de incomparables riquezas y se alegran con música triste”.

Pa’ Cortarse las Venas es un concepto diferente de karaoke donde los asistentes se alegran con música romántica, del recuerdo, nostálgica y bastante melancólica. El gran referente de este lugar son clásicos como ‘La Maldita Primavera’ de Yuri, ‘Ahora te puedes marchar’ de Luis Miguel, y no se quedan fuera las rancheras de Alejandro Fernández, literalmente “para cortarse las venas”. A medida que las horas pasan y las bebidas refrescantes van y vienen, la música evoluciona a un ritmo bailable en español.

Si usted es de aquellos románticos empedernidos, llame con anticipación y haga una reserva porque solo así logrará entrar. Compartir con amigos y brindar con ellos lo pondrá a tono para empezar la noche a todo pulmón.

DATOS

Av. 12 de Abril 11-05
y Florencia Astudillo

Miércoles a sábado

Miércoles: mujeres gratis
y hombres mínimo $5 de consumo
Jueves – sábado: $15

(593) 7 410 3030
Entrada con reservación

Artículos Relacionados